La preceptoría y su importancia en la educación de virtudes familiares
Educando en virtudes
Comparte en:

La preceptoría y su importancia en la educación de virtudes familiares

Las virtudes son la disposición de la persona para obrar de acuerdo con determinados ideales como el bien, la verdad, la justicia y la belleza que contribuya al desarrollo de un entorno feliz y armonioso.

Las virtudes en la vida de tu hijo

Las virtudes son fundamentales en la formación de toda persona pues representan y significan una guía, son acciones que cada persona va haciendo suyas desde su nacimiento, por lo cual deben inculcarse desde casa y reforzarse en el colegio.

 

De ahí la importancia de que exista una misma línea entre las virtudes familiares y los de la institución educativa a la que asiste tu hijo.

 

Conforme los niños crecen, irán reafirmando su sistema de creencias y lograrán hacer la transición de creer en lo que le enseñaron a realmente adoptarlos en su persona como parte de su identidad y objetivo de vida

 

Claro que este proceso suele tener sus altas y sus bajas, sobre todo por el hecho de que los niños, durante la adolescencia, están expuestos a otra escala de virtudes provenientes de amigos y de un entorno social muy diverso. Los jóvenes cuestionarán las enseñanzas de casa y contrastarán posturas tratando de encontrar la verdad.

 

Este punto es sumamente delicado ya que los medios de comunicación y mucha de la información a la que se exponen los adolescentes, presenta una deformación de las virtudes humanas, propiciando que los jóvenes vivan un debate interno más arduo.

Las preceptorías como una guía para la formación de virtudes

Justo para ello, el modelo de preceptoría surge para apoyar a los muchachos en este proceso, ya que además del apoyo de los padres en casa, dentro del colegio contarán con una guía para lograr un desarrollo personal estable, tan importante para lograr el éxito académico.

 

<< La importancia de crecer en virtudes >>

 

El acompañamiento cercano logra que los alumnos puedan entender la esencia de sus principios, con el fin de ponerlos en práctica en su vida diaria completamente convencidos de hacerlo.

 

Además, la comunicación que puede existir entre los padres y el colegio se convierte en un puente que permite que los hijos sean encaminados al bienestar y equilibrio, sin importar las tentaciones, influencias o peligros del entorno en el que se desarrollen.

 

La base de nuestro modelo de preceptoría es el amor, el cuidado, la pasión por la formación y la convicción de formar vidas que trasciendan, por esto formamos alumnos felices, y familias en armonía.

 

<< ¿Qué son las preceptorías? >>

 

En el Colegio Álamos nos enfocamos en cada uno de los alumnos, sabemos que todos tienen realidades diferentes y personalidades que hay que trabajar individualmente para trabajar en las necesidades específicas de cada uno de los chicos.

 

Nos dedicamos a formar hombres íntegros y responsables que conocen su valor en el mundo y están dispuestos a cambiarlo.

Conoce el Colegio Álamos >

Comparte en:
Iter Grupo Educativo