¿Cómo la preceptoría ayuda al equilibrio emocional de tu hijo?
Educando en familia
Comparte en:

¿Cómo la preceptoría ayuda al equilibrio emocional de tu hijo?

La formación y el bienestar de nuestros hijos es lo más importante para nosotros como padres de familia. La educación que reciben en casa y en el colegio son piezas fundamentales a la hora de armar el rompecabezas de la educación integral.

Como seres humanos sabemos que el estado emocional en el que nos encontramos afecta directamente nuestro rendimiento escolar. Tal vez tú mismo lo hayas experimentado cuando eras pequeño; si algo pasaba con tus sentimientos difícilmente te concentrabas en el colegio.

 

Sin embargo, la educación tradicional pocas veces prestaba atención a los sentimiento y estado anímico de los niños, por lo que, probablemente a tropiezos y como podías, sacabas adelante tus labores sin que nadie notara por lo que estabas pasando.

 

Justamente para que nuestros niños y jóvenes no atraviesen solos el camino de la vida, en el Colegio Álamos tenemos el modelo de preceptorías, donde un equipo de profesionales lo llevan de la mano para caminar juntos y atravesar los momentos felices y los complicados.

¿Qué es la preceptoría?

La preceptoría es un acompañamiento personalizado de las familias para ver el progreso de los chicos uno a uno, identificar áreas de oportunidad y áreas donde hay un buen desempeño tanto en lo académico como en lo personal.

 

<< Te acompañamos en el proyecto educativo de tu hijo >>

¿Cómo se lleva a cabo?

Se asigna un preceptor a cada familia. Este se encarga de reunirse constantemente con el alumno para fijar metas, evaluar necesidades, oportunidades y dar seguimiento a objetivos personales, sociales, académicos y emocionales.

 

El preceptor también tiene reuniones periódicas con ustedes para poder construir un plan estratégico personalizado, que tenga como objetivo lograr el bienestar y desarrollo de tu hijo.

 

Por medio de un acompañamiento cercano, se logra comprender el entorno y contexto de cada niño para poder realizar un programa dirigido a impulsarlo y a potenciar su estabilidad.

 

Beneficios de la preceptoría:

  • Se trabaja el autoconocimiento al identificar fortalezas y debilidades.
  • Se incrementa la confianza y seguridad en el alumno al acompañarlo en el proceso de alcanzar objetivos y llegar a metas concretas.
  • Se trabaja en la madurez, llevando a cabo diálogos individuales y reflexivos.
  • Se buscan y promueven actividades alineadas con sus intereses y habilidades.
  • Se infunde optimismo, servicio, equilibrio y responsabilidad.

Tal vez parezcan actividades pequeñas pero, todas ellas ayudan a que nuestros hijos tengan respuestas emocionales correctas ante lo que le sucede en su vida y entorno.

 

Las preceptorías logran que las relaciones que construye lo hagan sentirse profundamente satisfecho y pueda sobreponerse a experiencias negativas, ya que también lo apoyamos a lidiar con los aspectos menos favorables de su vida.

 

El acompañamiento de la familia y el colegio son de suma importancia para fortalecer su autoestima, para hacerle sentir querido e importante, de tal forma que siempre esté motivado para seguir adelante.

 

Como padres de familia sabemos que nuestro hijo cuenta con diferentes habilidades, talentos y particularidades, que lo hacen único. Es por eso que  el modelo de preceptoría del Colegio Álamos nos diferencía de otros colegios, y nos hace uno de los mejores colegios para niños en Querétaro. 

Conoce el Colegio Álamos >

Comparte en:
Iter Grupo Educativo