La importancia de un matrimonio sólido para tus hijos
Educando en familia desplegado-categoria4
Comparte en:

La importancia de un matrimonio sólido para tus hijos

Los niños aprenden de sus padres cómo actuar, tratar a los demás, ser amables, seguros y otros fundamentos de las relaciones. Los niños siempre están mirando y observando, incluso cuando crees que su atención esta en otras cosas, ellos están viendo cómo interactúan mamá y papá, su lenguaje corporal o el tono de su voz.

 

Pasamos mucho tiempo enseñando a nuestros hijos con la palabra, pero también se enseñan lecciones poderosas a través de nuestras acciones. Cuando una pareja se esfuerza por mantener un matrimonio sano, les enseñan a sus hijos sobre la comunicación interpersonal, el manejo de conflictos, cómo comprometerse, cómo es la intimidad positiva y cómo lograr un equilibrio entre la familia y el trabajo. El blog U.S. Catholic dice en pocas palabras que el matrimonio de los padres, es el ejemplo para que los niños tengan sus propias relaciones saludables.

 

¿Qué enseña un matrimonio sólido a tus hijos?

Sylvia Smith una experta en relaciones, con años de experiencia en orientar y ayudar parejas alrededor del mundo, enumera en su artículo “A strong marriage: the healthiest thing you can give your kids” los siguientes beneficios para los hijos al tener un matrimonio sólido:

 

1. Una buena comunicación y resolver desavenencias

La forma en que se hablan, resuelven sus conflictos y platican los acontecimientos de la vida cotidiana, les enseña a los niños cómo expresar sus propios sentimientos y pensamientos.

 

También modela la confrontación justa. Los niños se benefician al ver a sus padres resolver sanamente sus desacuerdos sin gritar ni molestarse de sobremanera cuando presentan sus propias opiniones durante la discusión, trabajando juntos hacia una resolución y llegando a un acuerdo.

 

2. Formas positivas de relacionarse

Procurar una relación saludable enseña a los hijos maneras amables de hablar. Apoyar, felicitar, dar las gracias, pedir las cosas o disculparse son conductas que enseñan por medio del ejemplo.

 

En el podcast del Instituto de San José María de Escriva se menciona que “Los cónyuges deben buscar una admiración genuina por los dones del otro, dándose cuenta de que dos vidas se vuelven una a medida que construyen los cimientos sobre los cuales pueden luchar por la santidad”.

 

Teniendo esto en mente, se pueden alentar comportamientos asertivos entre la pareja que demuestren a los hijos la buena relación que debe existir entre las personas.

Captura de pantalla 2020-12-18 a la(s) 14.31.07Foto de Personas creado por yanalya - www.freepik.es

3. Formas de mostrar afecto

Los niños que crecen en una casa donde los padres comparten afecto como abrazos, besos, tomarse de la mano, decir "Te Amo" se sienten más cómodos mostrando afecto a sus seres queridos.

 

Las relaciones amables, amorosas y tiernas les enseñan a los niños lo que es aceptable, pero también aquello que no lo es. Si crecen en una casa amorosa, comprenderán la diferencia entre el trato correcto e incorrecto en una relación.

 

4. Trabajo en equipo

Enfocar el matrimonio como un equipo será un gran ejemplo para los hijos en el futuro. Trabajar en equipo también les muestra lo que deben esperar de cualquier futura pareja. Les enseña que ya sea estén tomando una decisión familiar positiva o tengan una discusión, los esposos siempre deben trabajar en conjunto.trabajo-en-equipo-matrimonio-sano

Foto de Personas creado por senivpetro - www.freepik.es

5. Enseña responsabilidad

Un matrimonio fuerte beneficia a sus hijos enseñándoles a compartir responsabilidades. Trabajar en conjunto muestra a los hijos que ambos ayudan y aprenderán que lo fundamental en un matrimonio es tener un compañero con quien apoyarse.

 

El amor crece día a día si se sabe cultivar y vivirlo en el matrimonio enseña a los hijos a tener relaciones interpersonales sanas y positivas.

 

Su ejemplo da forma a cómo piensan, cómo tratan a las personas y qué metas futuras se proponen. Por eso, es importante ser consciente de la importancia de fortalecer el matrimonio.

 

El sacerdote del Opus Dei, Frederik Doland, nos recuerda que el matrimonio es un trabajo duro, que nos casamos con personas imperfectas, pero estamos llamados a amarlos con sus defectos y limitaciones para dar el ejemplo a nuestros hijos para que llegado el momento, tengan un buen ejemplo a seguir.

 

Para el Colegio Álamos, la familia es uno de los pilares para formar niños que serán líderes amorosos, empáticos y sanos en su entorno. Creemos firmemente que un matrimonio sólido impulsará el éxito académico de los alumnos y les permitirá conseguir sus metas sintiéndose mucho más felices, plenos y apoyados por un entorno familiar que les dé seguridad y fortaleza.

Colegio-Alamos-Conoce-Mas

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar