¿Es verdad lo que se dice sobre los colegios para niños?
Educando en familia
Comparte en:

¿Es verdad lo que se dice sobre los colegios para niños?

Al momento de elegir un colegio puedes estar en la disyuntiva de optar por un colegio mixto o un colegio exclusivo para niños. Este último, es un sistema de enseñanza que genera muchas dudas a los papás, pero te ayudaremos a disiparlas.

Estos son los mitos más comunes sobre los colegios exclusivos para niños que hemos encontrado entre la comunidad de papás.

1. Si mi hijo se relaciona solo con hombres, no tendrá habilidades sociales sanas

No existe ningún estudio que indique que asistir a un colegio para niños afecte las habilidades de socialización. Estas habilidades son indiferentes al género de las personas con las que se interactúa y más bien se dependen de la personalidad de cada individuo. 

 

Además, tu hijo puede desarrollarse en otros ambientes como en el hogar, la iglesia, el club y otros lugares donde podrás comprobar que esta creencia es un error.   

2. Un colegio solo para niños no promueve la equidad de género

Este método de enseñanza pretende estudiar y conocer la naturaleza de cada género, reconocer sus diferentes características y habilidades para enseñar de una forma más adecuada tanto a niños como a niñas.

 

La distinción de género en las aulas no pretende dar el mensaje de que niños y niñas no tienen las mismas capacidades, más bien, la diferenciación se hace en las técnicas de enseñanza que se emplean para cada género. 

 

Se ha comprobado que los niños usan más el área del cerebro encargada de la deducción y la lógica abstracta; mientras que las niñas son más inductivas y destacan naturalmente en las habilidades lingüísticas.

3. Se enseñan cosas diferentes en un colegio de niños que en uno de niñas  

Esto es un mito. El plan de estudios es el mismo en ambos planteles, tanto niños como niñas tienen la misma carga de materias y horas de estudio. Lo que puede variar ligeramente es la técnica con la que el profesor va a impartir la clase.

 

Por ejemplo, para los varones puede ser fácil aprender con el análisis de los hechos ocurridos mientras que para las mujeres puede ser más sencillo realizar un debate para aprender del tema.  

4. La educación especializada es anticuada

La educación especializada se mantiene a la vanguardia de los descubrimientos en temas de pedagogía y educación para aprender sobre los avances en aprendizaje y funcionamientos del cerebro de hombres y mujeres.

 

La constante actualización busca encontrar las fortalezas y debilidades de cada sexo para hacer mucho más sencillo el aprendizaje.

5. La educación especializada no promueve los estereotipos sociales

Pensar que en un colegio diferenciado se enseñará a los niños carpintería y a las niñas corte y confección es lo que antiguamente fomentaba los estereotipos. En la actualidad, no hay nada más alejado de la realidad.

 

En nuestros días los planes de estudio van enfocados a los empleos del futuro y se enseñan, por ejemplo, robótica y programación tanto a niños como a niñas. Enseñar lo mismo a ambos géneros permite fortalecer las áreas de oportunidad de cada niño sin distinción de género y fomentar la igualdad de oportunidades.

<< STEM: la metodología más divertida para aprender >>

 

En el Colegio Álamos tenemos un modelo de educación especializada donde ambos campus aprenden las mismos temas pero favorecemos las habilidades natas de nuestros niñas y niños. De tal forma que el aprendizaje se les facilite y se sientas cómodos y felices al asistir al colegio.

 

Además, contamos con sesiones de preceptoría donde observamos el desarrollo humano de cada niñas para identificar áreas de mejora académica, social y espiritual.

Conoce el Colegio Álamos >

Comparte en:
Iter Grupo Educativo