¿Cómo ayudar a mi hijo a tolerar la frustración?
Educando en virtudes desplegado-categoria1
Comparte en:

¿Cómo ayudar a mi hijo a tolerar la frustración?

La frustración es una sensación que surge en una persona cuando no se cumplen las expectativas que tenía al respecto de una cosa o situación. En el caso de tu hijo, existen algunas estrategias mediante las cuales puedes ayudarle a tolerar la frustración.

 

La frustración es una mezcla de distintas emociones: tristeza, enojo, decepción. Es inevitable e inherente a la vida porque no siempre es posible obtener todo lo que deseamos.

 

Por ende, desde pequeño tu hijo debe entender que en el día a día hay que continuar pese a los problemas y las dificultades, ya que en la vida hay mucho por valorar, aprender y disfrutar.

 

En ese sentido, conforme tu hijo vaya creciendo puede desarrollar tolerancia a la frustración, en la que influyen los siguientes factores:

A continuación te mostramos las formas en las que normalmente reaccionan los niños y adolescentes ante la frustración, así como algunas estrategias mediante las cuales puedes fomentar que tu hijo aprenda a gestionarla.

Formas de comunes de reaccionar ante la frustración

Entre las formas de externar la frustración hay tres que son las más comunes:

  • Conductas agresivas. Surgen cuando un niño se siente amenazado, de modo que cede ante la rabia y la ansiedad.
  • Conductas de huida. Se da cuando un niño evita de manera sistemática todo aquello que le provoca frustración, lo que a largo plazo puede afectarle sobremanera en sus relaciones inter e intrapersonales.
  • Sustituciones innecesarias. Cuando un niño se siente frustrado puede verse tentado a elegir de inmediato otra cosa que realmente no quiere ni necesita, por lo que puede terminar sufriendo una frustración doble.

Si bien este tipo de respuestas son normales, lo importante es que no se vuelvan una constante en la vida de tu hijo.

Formas de gestionar la frustración

Para afrontar las adversidades de la vida tu hijo necesita de ti, pero no para que le resuelvas todos sus problemas, sino para que le enseñes a lidiar con ellas a través de las siguientes estrategias:

  • Cambien la manera de ver los fracasos. Aunque un fracaso es en sí mismo algo negativo, dentro de un contexto de aprendizaje puede ser una oportunidad para mejorar. Eso implica reflexionar sobre los aspectos que se conjugaron para que el resultado no fuera satisfactorio. Recuérdale a tu hijo que los proyectos son los que fracasan, no las personas; y cada día es una nueva oportunidad para progresar, porque nadie nace ni muere sabiendo todo.
  • Aprendan a lidiar con las emociones. Enseña a tu hijo a usar el dolor y el enojo, para que el dolor y el enojo lo usen a él.
  • Construyan una relación sana. La clave es que encuentres un equilibrio entre los estilos educativos autoritario y permisivo, a fin de que no frustres a tu hijo todo el tiempo, pero tampoco lo hagas vivir en una burbuja que no le permita fortalecer su cuerpo, su mente y su espíritu.

<< La perseverancia como valor en la vida de tu hijo >>

 

¿Cómo vivir después de la pérdida?

Tener éxito no implica esquivar problemas y menos aún no tenerlos, sino solucionar de manera satisfactoria de esos problemas. Por eso tienes que procurar que tu hijo no tenga una visión maniquea (en términos de blanco-negro), ya que nada es perfecto.

 

Lo importante es que, ante cada adversidad, tu hijo piense que al buscar una solución también está contribuyendo a su desarrollo integral.

 

preceptorias_alamos

Fuentes

“Consejos para enseñar a tu hijo a tolerar la frustración”. Hospital San Joan de Déu. 21 de abril de 2021. Retomado de: https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/consejos-ensenar-tu-hijo-tolerar-frustracion

“Los niños y adolescentes, ¿saben tolerar la frustración?” Hacer familia. 10 de agosto de 2020. Retomado de: https://www.hacerfamilia.com/psicologia/ninos-adolescentes-saben-tolerar-frustracion-20180326141934.html

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar